RECETA

Ingredientes
200gr de tripa de bacalao limpia y desalada
125gr de butifarra negra
400gr de guisantes limpios (4-5 con vaina)
1 litro de caldo de guisantes
Aceite de ajo, pimienta y sal
Para el caldo
1 kg de vainas de guisante cortadas a tijera
3litros de agua
2 cebollas tiernas
20gr de aceite de ajo
15gr de perejil

Para hacer el caldo de guisante, limpiamos las vainas pasándolas por agua, seguidamente las cortamos en tres partes con las tijeras para que dejen su jugo en el caldo y den más sabor.
En una olla grande colocamos 1kg de vainas y 3 litros de agua fría. Encendemos el fuego y le damos la máxima potencia. Una vez arrancado el hervor, dejamos cocer 5 minutos. Apagamos el fuego y dejamos en reposo para que se infusione  durante 15-20 minutos. Una vez reposado, colamos el caldo del que solo utilizaremos un litro.

En un cazo medio de unos 22-24 centímetros de diámetro, colocamos los 200gr de tripa de bacalao, desalada y cortada, 125gr de butifarra negra cortada no muy pequeña, un chorrito de aceite de ajo y la cebolla tierna cortada en juliana muy fina. Lo llevamos a fuego muy suave sin que tome color, durante unos 10 minutos. Seguidamente vertemos un litro del caldo de guisantes, subimos el fuego al máximo y cuando arranca el hervor lo bajamos al mínimo, dejándolo cocer 15 minutos aproximadamente.

Tomamos 150gr de esta preparación y le añadimos 100gr de guisante pelados. Arrancamos el hervor y dejamos cocer 3-4 minutos a fuego vivo. Rectificamos de sal y pimienta y emplatamos la ración.